Buenas prácticas

BUENAS PRÁCTICAS
Una nueva lista de publicaciones predatorias
BUENAS PRÁCTICAS
Del fraude a la publicidad engañosa
BUENAS PRÁCTICAS
Una alianza entre revistas y universidades
BUENAS PRÁCTICAS
Un paper inspirado en una serie de comedia
BUENAS PRÁCTICAS
Chantaje y propuestas antiéticas
BUENAS PRÁCTICAS
La importancia de dar un paso al frente
BUENAS PRÁCTICAS
Transparencia sobre artículos retractados
BUENAS PRÁCTICAS
Debate sobre definiciones de mala conducta
BUENAS PRÁCTICAS
48 publicaciones aceptaron a un personaje ficticio en su cuerpo editorial
BUENAS PRÁCTICAS
Yuanes a cambio de artículos
BUENAS PRÁCTICAS
Antídotos contra noticias falsas
BUENAS PRÁCTICAS
Dudas estadísticas
BUENAS PRÁCTICAS
Mala conducta y renuncia en Escocia
BUENAS PRÁCTICAS
Reproductibilidad en duda
BUENAS PRÁCTICAS
Universidades europeas se unen para ampliar la interacción con sus comunidades
BUENAS PRÁCTICAS
Para ampliar la transparencia
BUENAS PRÁCTICAS
Carta a un plagiador
BUENAS PRÁCTICAS
Dimensiones del abuso en el ámbito académico
BUENAS PRÁCTICAS
Incongruencias estadísticas
BUENAS PRÁCTICAS
Los límites de la denuncia anónima
BUENAS PRÁCTICAS
Voces que se suman al debate
BUENAS PRÁCTICAS
Diferentes reacciones
BUENAS PRÁCTICAS
Los riesgos de publicar en revistas depredadoras
BUENAS PRÁCTICAS
Rigurosidad y transparencia en la investigación biomédica
BUENAS PRÁCTICAS
Dos plagios y un autoplagio
BUENAS PRÁCTICAS
La dosis exacta de plagio
BUENAS PRÁCTICAS
La falta de cuidado en los artículos de revisión
BUENAS PRÁCTICAS
Investigación nacional sobre mala conducta
BUENAS PRÁCTICAS
Programa de rehabilitación de científicos
BUENAS PRÁCTICAS
La ciudad de Goiânia será sede de un encuentro sobre integridad

Anteriores