Guia Covid-19
Imprimir Republish

Zoología

Alas que absorben el sonido

Representación tridimensional de la disposición de las escamas de las alas de las polillas

Simon Reichel, Thomas Neil, Zhiyuan Shen y Marc Holderied | Wikimedia Commons

Investigadores de la Universidad de Bristol (Reino Unido) verificaron que las estructuras microscópicas en las escamas de las alas de dos especies de polillas –la china Antheraea pernyi y la africana Dactyloceras lucina– son capaces de absorber gran parte de las ondas de ultrasonido que emiten sus principales predadores, los murciélagos (PNAS, 8 de diciembre). Durante sus cacerías nocturnas, los murciélagos emiten silbidos y chillidos ultrasónicos. Esas ondas rebotan en el cuerpo de las presas siendo captadas por el oído de estos mamíferos alados, lo que les permite localizar su cena. El equipo liderado por el biólogo acústico Marc Holderied, de Bristol, descubrió que las escamas de las alas de las polillas –cada una de 1 milímetro de largo y 200 micras de espesor– vibran y amortiguan las ondas ultrasónicas. Al actuar en conjunto, estas decenas de miles de escamas absorben más ultrasonido que la suma individual de todas, neutralizando un rango de frecuencias que va de los 20 kilohercios (kHz) a los 160 kHz, creando un camuflaje sonoro que dificulta la ecolocalización de las polillas. La nanoestructura descubierta podría inspirar el desarrollo de nuevos materiales para atenuar los ruidos.

Republish