Guia Covid-19
Imprimir Republish

Memoria

Crónicas de un poeta

El recifense Joaquim Cardozo fue el ejecutor de los cálculos que hicieron posibles las obras innovadoras de Brasilia proyectadas por Oscar Niemeyer

La Catedral de Brasilia, una de las obras innovadoras de Cardozo y Niemeyer, en 1959

Marcel Gautherot/Instituto Moreira Salles

El profesor Éverton Barbosa Correia, docente de literatura en la Universidad del Estado de Río de Janeiro (Uerj), se decidió a estudiar la obra literaria del recifense Joaquim Moreira Cardoso (1897-1978), inspirado por lo mucho que el poeta João Cabral de Melo Neto (1920-1999), también de Recife, lo ensalzaba. En realidad, Moreira Cardozo ostenta en su haber dos obras distintas, una como poeta y otra como ingeniero. Él fue el encargado de realizar los cálculos estructurales que posibilitaron la puesta en pie de los edificios proyectados por el arquitecto Oscar Niemeyer (1907-2012), tales como la Catedral y el Congreso Nacional, ambos en Brasilia, que cumplió 60 años en abril de 2020.

Moreira Cardozo se graduó como ingeniero civil en 1930, en la Escuela de Ingeniería de Pernambuco, que actualmente forma parte de la Universidad Federal de Pernambuco (UFPE), y su habilidad para ejecutar los cálculos estructurales de obras vanguardistas se hizo manifiesta cuando trabajó en la Dirección de Arquitectura y Construcción (DAC), que estaba a cargo de las obras públicas en el estado. A instancias de su jefe, el arquitecto Luiz Nunes (1909-1937), elaboró el proyecto de la Escuela Rural Alberto Torres, de 1936, con arcos y vigas horizontales que soportaban las rampas de acceso y ya eran una expresión de la arquitectura moderna.

BUCAR, L. SENATUS. 2010 El Congreso Nacional fue uno de los trabajos principales de CardozoBUCAR, L. SENATUS. 2010

“Siendo poeta, crítico de arte e ingeniero, Moreira Cardoso adhirió a los ideales de la arquitectura moderna”, analiza el arquitecto Leonardo Inojosa, docente de la Universidad de Brasilia (UnB). En su tesis doctoral, que concluyó en 2019, él argumentó que sus soluciones estructurales innovadoras marcaron la arquitectura brasileña moderna entre las décadas de 1930 y 1980.

En 1940, luego de pronunciar un discurso para división de alumnos de la Escuela de Ingeniería donde incluyó comentarios que contrariaron al gobierno del estado, Moreira Cardozo fue expulsado del DAC y se mudó a Río de Janeiro. En el Servicio del Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (Sphan), conoció a Niemeyer y, por pedido de este, realizó el proyecto estructural del conjunto arquitectónico de Pampulha, en Belo Horizonte, que fue inaugurado en 1943. Ese trabajo marcó el comienzo de una colaboración que se extendió por 30 años.

Colección Técnica de la Cámara de Diputados El proyecto del Congreso NacionalColección Técnica de la Cámara de Diputados

Una de las obras en las que ambos trabajaron en la Pampulha fue la iglesia de São Francisco de Asís. “El proyecto era innovador desde el punto de vista arquitectónico, por las formas libres y osadas de la pequeña capilla, y también desde un enfoque estructural, por su construcción en hormigón armado, una técnica, por entonces, poco utilizada en Brasil”, dice el arquitecto Alexandre Martins, del Centro Universitário Faculdades Integradas Alcântara Machado. La experiencia adquirida en Minas Gerais sentó las bases de su labor conjunta en Brasilia, que incluyó los palacios del Supremo Tribunal Federal, de Alvorada y de Itamaraty.

Amigos poetas
“Su poesía se caracterizaba por el mismo rigor técnico de sus obras de ingeniería, con una notable preocupación por la sonoridad y la combinación de las palabras”, dice Correia. “Pocos poetas brasileños modernos fueron tan buenos como Moreira Cardozo en el dominio de la técnica de construcción de poemas”.

Entre 1910 y 1913, cuando era un estudiante secundario en Pernambuco, Moreira Cardozo colaboró para la fundación del periódico O Arrabalde, en el cual publicó su primer cuento intitulado Astronomia alegre. Fue historietista en el Diário de Pernambuco y, en los años 1920, dirigió la Revista do Norte, en la cual publicó sus primeros poemas. En Río, fue coetáneo de Manuel Bandeira (1886-1968) y Carlos Drummond de Andrade (1902-1987). “Él no estaba interesado en recopilar sus poemas en libros. Solo publicó acicateado por sus amigos escritores”, comenta Correia. A los 50 años, en 1947, publicó su primer libro: Poemas. El segundo, intitulado Signo estrelado, salió editado en 1960, con un retrato suyo en tinta china realizado por Emiliano Di Cavalcanti (1897-1976).

Correio da Manhã/ Archivo Nacional El Congreso NacionalCorreio da Manhã/ Archivo Nacional

Su producción literaria se intensificó luego de jubilarse, en el marco de una tragedia. El 4 de febrero de 1971, hubo un derrumbe en las obras del Pabellón de Exposiciones de Gameleira, en Belo Horizonte, y murieron alrededor de 70 obreros. Este evento le granjeó una demanda penal en su contra, en la cual probó que no hubo error de cálculo y que la causa del accidente había sido un descuido en el retiro del apuntalamiento de las estructuras.

Moreira Cardozo publicó siete obras poéticas y seis teatrales. “El período comprendido entre 1970 y 1975 fue su ciclo más productivo, con piezas que versan sobre temas eruditos y populares, tales como el bumba-meu-boi”, dice Correia, uno de los organizadores de una edición especial de la revista Gláuks, que salió en febrero de 2020, referente a la obra literaria de Moreira Cardozo.

Republish