Imprimir Republicar

Geología

Diamantes con la edad de la Tierra

Los diamantes extraídos en el municipio de Juína, en Mato Grosso, se formaron a profundidades comprendidas entre 410 y 660 kilómetros

Suzette Timmerman/ Universidad Nacional Australiana

Los diamantes provenientes de las profundidades de la Tierra parecen hacer justicia al dicho de que son eternos y podrían ser de importancia para entender la composición química de las rocas que se encuentran por debajo de la litósfera, la capa sólida que abarca la corteza y parte del manto superior del planeta. Un grupo internacional de geólogos, del cual formó parte Eric Tohver, de la Universidad de São Paulo (USP), analizó la composición de los diamantes hallados en una mina del municipio de Juína, en el estado de Mato Grosso, cerca del límite con Rondônia, en Brasil, y arribó a la conclusión de que podrían ser tan antiguos como la Tierra, que se formó hace 4.500 millones de años (Science, 16 de agosto). Esos cristales son como cápsulas del tiempo: atrapan trazas de los elementos químicos presentes en el ambiente en el que se originaron. Según el análisis de los científicos, los diamantes de Juína provienen de profundidades que van de 410 a 660 kilómetros por debajo de la superficie. Su composición presenta pequeñas inclusiones fluidas del gas helio (He) y de otros elementos que quedaron atrapados. Los investigadores lograron extraer ese gas de 23 diamantes. En las muestras, hallaron concentraciones elevadas de dos variedades (isótopos) de He –3He y 4He–, lo que sugiere la existencia de una fuente profunda y primordial de ese elemento. El helio de esas regiones profundas ocasionalmente se infiltraría en lo que se denomina zona de transición, la capa que separa el manto superior del inferior. Los isótopos de este elemento químico habrían entrado en contacto con material de la zona de transición y generaron las diversas composiciones que se registran en los basaltos de las islas oceánicas.

Republicar