Imprimir Republish

Endurance

Intacto bajo el hielo de la Antártida

La popa del Endurance, sumergido desde 1915

Falklands Maritime Heritage Trust

Después de un intento fallido hace tres años, un grupo compuesto por 64 investigadores finalmente encontró en marzo de este año el buque de exploración noruego Endurance, hundido en noviembre de 1915 en la Antártida. La embarcación se encontraba a 3.008 metros de profundidad y a 6,5 kilómetros al sur de las coordenadas registradas al momento del naufragio. La expedición comandada por el geógrafo John Shears tuvo éxito porque el hielo marino que cubre permanentemente el lugar estaba en los niveles más bajos que alguna vez se hayan registrado. El velero estaba intacto. No se rescató ninguna de sus piezas porque se trata de un monumento protegido por el Tratado Antártico. El Endurance había zarpado de la isla Georgia del Sur en diciembre de 1914 con una tripulación al mando del capitán angloirlandés Ernest Shackleton (1847-1922), quien se proponía atravesar el continente helado pasando por el polo sur. Dos días después, el Endurance quedó atrapado en una barrera de hielo y la tripulación tuvo que acampar nueve meses hasta que finalmente el navío se hundió, aplastado por el hielo. Entonces remaron en botes hasta una isla, de donde fueron rescatados (The Guardian, 9 de marzo, sitio web de la expedición Endurance22).

Republish