guia do novo coronavirus
Imprimir Republish

Biología

La cacatúa que solo quiere divertirse

Snowball, ejecutando uno de sus pasos de baile

Irena Schulz

Es una característica humana balancear el cuerpo de modo ritmado al son de música. Snowball, una cacatua (Cacatua galerita eleonora), tampoco se inhibe: eriza su penacho, sacude la cabeza, ondula el pescuezo, menea y yergue las patitas al oír “Another one bites the dust”, de la banda británica Queen, y de “Girls just wanna have fun”, de la cantante estadounidense Cyndi Lauper. Para un equipo liderado por el psicólogo Aniruddh Patel, de la Universidad Tufts, en Estados Unidos, el comportamiento ritmado no es solo divertido, sino que puede brindar revelaciones sobre el funcionamiento cerebral de esa ave de la familia de los loros, única bailarina espontánea documentada en el mundo animal además de los seres humanos (otros animales mueven el cuerpo de forma estereotipada para atraer la atención de sus parejas sexuales u obtener comida). La dueña de Snowball, la estadounidense Irena Schulz, estimulaba al ave bailando junto con ella y elogiándola. La bailarina humana, sin embargo, se limitaba a balancear la cabeza y sacudir las manos, lo cual elimina la explicación de mera imitación para el talento de su cacatúa. Los investigadores identificaron 14 movimientos de baile y sospechan que se produzcan utilizando regiones frontales del cerebro que incluyen áreas vinculadas al aprendizaje motor y al aprendizaje vocal (Current Biology, 8 de julio).

Republish