guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

SBPC

Las semillas del saber

Las conferencias, los debates y las publicaciones de la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia dan impulso a la investigación científica nacional

Participantes en la 3ª reunión anual de la SBPC, realizada en la Universidad Federal de Minas Gerais, en Belo Horizonte, en 1951

Archivo SBPC

En 2010, todavía como estudiante de periodismo, Ádria Siqueira participó en la 62ª reunión anual de la Sociedad Brasileña para el Progreso de la Ciencia (SBPC), en la ciudad de Natal, capital del estado de Rio Grande do Norte. En 2014, ella cruzó el país e hizo un curso de dos semanas sobre periodismo científico durante la 66ª reunión anual, en Rio Branco, estado de Acre. Al año siguiente, la aprobaron en la maestría del Laboratorio de Estudios Avanzados en Periodismo de la Universidad de Campinas (Labjor-Unicamp) y en 2018 empezó el doctorado en salud colectiva en la Facultad de Ciencias Médicas de Unicamp. “Mi plan es seguir la carrera académica con énfasis en la comunicación sobre salud”, afirma Siqueira.

El curso en el estado de Acre fue dictado por docentes del Labjor y reunió a 15 estudiantes de todo el país. Fue una de las innovaciones recientes de las reuniones anuales de la SBPC: los eventos de mayor visibilidad pública de la asociación, planificados para promover la ciencia nacional e incentivar a jóvenes interesados en la carrera académica como Ádria Siqueira. En 2017, alrededor de 15 mil estudiantes asistieron a las conferencias de científicos y a los debates en la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG), en Belo Horizonte.

Con un volumen de público similar, el congreso de este año se realizó en la Universidad Federal de Alagoas, en Maceió, capital del estado homónimo, del 22 al 28 de julio, y en él se discutió la importancia de la ciencia básica, la financiación a la producción científica y tecnológica, las enfermedades causadas por arbovirus (el dengue, el zika, el chikunguña y la fiebre amarilla), la esclavitud en Brasil, el uso de territorios de antiguos palenques, la agricultura familiar y la estrella de neutrones, la resistencia de las bacterias a los antibióticos y las políticas de salud, entre otros temas. Los debates de este año celebraron los 70 años de fundación de la asociación.

Itinerantes y gratuitos, con temas variados, los encuentros de la SBPC atraen público también en función de otras actividades, que han ganado espacio en los últimos años. Es el caso de la exposición de instituciones, centros de investigación y empresas con elementos tales como maquetas de cohetes, detectores de rayos cósmicos, robots y fósiles, con entrada gratis y alrededor de 6 mil visitantes al día. El último día de la exposición se reserva para visitas de familias, también gratuitas.

A diferencia de lo que se podría pensar a primera vista, no se trata de espectáculos pasajeros. “Las conferencias, los debates y las actividades paralelas siempre dejan semillas, aunque tengan germinación retardada. La reunión anual se asemeja más una plantación que a fuegos artificiales”, opina el físico Ennio Candotti, director general de Museo de la Amazonia (Musa), presidente de la SBPC durante cuatro gestiones y actualmente presidente honorario.

Publicaciones
Desde 1949, la SBPC publica la revista Ciência e Cultura, inicialmente financiada por el empresario Francisco Matarazzo Pignatari (1917-1977). Dirigida durante 18 anos por el médico José Reis (1907-2002), uno de los fundadores de la asociación, la revista era inicialmente trimestral y publicaba artículos escritos por investigadores. En 1991, empezó a salir bimestralmente, en inglés. Tras algunos años sin publicación por falta de financiación, en 2002 entró a otra fase, redactada en portugués, con periodicidad trimestral y producción editorial a cargo del Labjor.

Actualmente, con un tiraje de 8 mil ejemplares, Ciência e Cultura “publica ediciones temáticas, explora las tendencias del desarrollo científico, con artículos de divulgación, pero siempre con referencias, y secciones con reportajes y noticias, teniendo como público objetivo los estudiantes de posgrado”, comenta el lingüista Carlos Vogt, rector de la Unicamp (1990-1994), vicepresidente de la SBPC (2001-2003 y 2003-2005), presidente de la FAPESP (2002-2007) y jefe de redacción de la revista de 2002 a 2007 y nuevamente a partir de 2017.

En 1982, en la 34a reunión anual, en Campinas, salió el primer número de otra revista de la SBPC, Ciência Hoje, creada por Candotti, por el neurólogo Roberto Lent, por el físico Alberto Passos Guimarães Filho y por el genetista Darcy Almeida (1930-2014). Apoyada inicialmente por el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq) y por la Financiadora de Estudios y Proyectos (Finep), la revista divulgaba reportajes realizados por periodistas y artículos científicos de investigadores, con preocupación didáctica, para alcanzar un público amplio por medio del lenguaje y de temas de la actualidad: la primera edición abordaba la contaminación en la localidad de Cubatão, por ejemplo. El tiraje pasó sus iniciales 15 mil ejemplares y alcanzó los 80 mil en 1987. Esos resultados motivaron el lanzamiento, en 1986, de Ciência Hoje das Crianças, orientada al público infantil. “Durante más de 20 años, por medio de convenios, el Ministerio de Educación y Cultura compró 180 mil suscripciones de Ciência Hoje das Crianças”, relata Guimarães Filho, presidente del Instituto Ciência Hoje, responsable de la publicación de las dos revistas.

Archivo SBPC Portada del primer número de la revista Ciência Hoje, lanzada en julio de 1985, en CampinasArchivo SBPC

A finales de 2014, el gobierno dejó de renovar las suscripciones de la revista para niños. La situación, agravada por la pérdida de suscriptores de Ciência Hoje, llevó al despido de los equipos que la producían y la interrupción de la publicación de las revistas. En abril de 2016, Ciência Hoje dejó de circular y, en diciembre de 2016, lo propio sucedió con Ciência Hoje das Crianças. Según Guimarães Filho, los convenios con la Coordinación de Perfeccionamiento del Personal de Nivel Superior (Capes) y con alcaldías para la compra de suscripciones permitieron la reactivación de sitio web y la reanudación de la publicación de las dos revistas, inicialmente tan solo en formato digital, en julio de 2018. “Estamos retomando, con suma cautela”, comenta.

Las revistas no bastaron para contemplar los planes de la SBPC. “Vimos que necesitábamos una publicación más rápida”, comenta el jurista José Monserrat Filho, quien creó el Jornal da Ciência, otra publicación de la SBPC, nuevamente con la participación de Candotti. Presentado en 1985 durante la 37a reunión anual, en Belo Horizonte, inicialmente semanal y con el nombre Informe Ciência Hoje, difundía noticias y debates sobre política científica y tecnológica. Por criticar decisiones del gobierno federal y de sus representantes en el área de ciencia y tecnología, el Jornal da Ciência se convirtió en el “el gallo de riña de la ciencia brasileña”, recuerda Monserrat, editor de la publicación hasta 2007. En 1994 empezó a salir el JC on line, un clipping diario de las noticias y artículos sobre ciencia y tecnología, actualmente con 10 mil suscriptores, y en 1997 el Jornal da Ciência adquirió su nombre actual, manteniendo el enfoque en noticias y debates sobre política científica y tecnológica, y se hizo quincenal, con 15 mil lectores.

El lanzamiento de Ciência Hoje, de Ciência Hoje das Crianças y del Jornal da Ciência, en la década de 1980, marcó una nueva etapa de la historia de la SBPC. Antes de esa fase, la asociación vivió un período difícil en la década de 1970, con embates con el régimen militar. En 1977, el gobierno federal intentó impedir la 29ª reunión anual, programada inicialmente para realizarse en Fortaleza, estado de Ceará, y trasladada a la Universidad de São Paulo, donde también se la prohibió, y finalmente hacia la Pontificia Universidad Católica de São Paulo (PUC-SP). “Aquí es territorio del Vaticano”, argumentó el entonces arzobispo de la capital paulista y rector de la PUC paulistana, monseñor Paulo Evaristo Arns (1921-2016), bloqueando la intervención del gobierno. La SBPC abogó públicamente por la amnistía política y el retorno de los profesores exiliados por el régimen militar.

UFMG/ Foca Lisboa Espacio y actividades de la SBPC Joven, que integró la 69ª reunión anual, en la UFMG, en 2017UFMG/ Foca Lisboa

El último día del congreso, estudiantes, docentes y científicos participaron en un espectáculo musical y teatral, el Show de Música Popular Brasileña de la SBPC-77, en el Gimnasio de la Asociación Portuguesa de Deportes. De acuerdo con el Departamento de Orden Político y Social del estado (Deops), había más de 20 mil personas en el show, cuyos ingresos se destinaron a la SBPC. Dos meses después, los militares invadieron la PUC y arrestaron a estudiantes y docentes considerados opositores del gobierno militar. En junio de 2018, en busca de documentos sobre la SBPC, la historiadora Walkiria Chassot encontró un informe de 121 páginas elaborado por el Deops, con noticias publicadas en los diarios sobre los debates y las presentaciones realizadas en la reunión de la PUC, un indicador de cómo el gobierno seguía de cerca a los investigadores e interesados en la ciencia.

No fue la única vez que una reunión anual de la SBPC casi deja de ocurrir. A principios de la década de 1990, la SBPC criticaba el gobierno del entonces presidente de la República Fernando Collor de Mello (1990-1992). “En 1992, Collor de Mello ordenó que se suspendiera el presupuesto para la reunión, pero Lindolpho de Carvalho Dias, quien era en ese momento uno de los directores del CNPq, mantuvo su presencia de espíritu y dijo que ya había destinado el dinero a la reunión anual”, comenta Candotti. De Carvalho Dias presidió el CNPq durante la gestión siguiente, de 1993 a 1995. Gradualmente, en los años posteriores, los congresos de la SBPC recuperaron su carácter esencialmente científico.

En simultáneo con las reuniones anuales –la primera de ellas en Campinas, en 1949– la SBPC promueve conferencias de científicos brasileños o extranjeros en visita a Brasil. Entre 1948 y 1951, se realizaron 40 encuentros de ese tipo, conducidos por investigadores como el patólogo Henrique da Rocha Lima (1879-1956), el neurólogo Miguel Ozorio de Almeida (1890-1952), los físicos César Lattes (1924-2005), José Leite Lopes (1918-2006) y Marcelo Damy de Souza Santos (1914-2009), el bacteriólogo Otto Bier (1906-1985) y el químico naturalizado brasileño Heinrich Rheinboldt (1891-1955). Entre los extranjeros, participaron de esas conferencias el médico francés Jacques Tréfouël (1897-1977), director del Instituto Pasteur de París, el fisiólogo argentino Bernardo Houssay (1887-1971), ganador del Nobel de Medicina en 1947, y el fisiólogo canadiense Charles Best (1899-1978), descubridor de la insulina. Con otro tipo de encuentro, las reuniones regionales –a veces hasta cuatro al año–, la SBPC procura motivar el debate sobre temas de interés local, tales como la preservación del bioma del Cerrado y la sequía en la región nordeste, en ciudades tales como Feira de Santana, en el estado de Bahía, Cruzeiro do Sul, en el estado de Acre, o Oriximiná, en el estado de Pará.

> Este es el tercero de los cuatro artículos sobre los 70 años de la SBPC
> El próximo reportaje de esta serie abordará el futuro de la SBPC

Republicar