Imprimir Republicar

El Nobel 2018 | FISICA

Láseres más potentes y pinzas de luz

Arthur Ashkin, Gérard Mourou and Donna Strickland

Niklas Elmehed/ © Nobel Media

En física, el premio Nobel reconoció el trabajo de dos investigadores que idearon una manera de producir fuentes de láser más potentes y un a tercero que expandió su uso para investigar fenómenos a escala de las células y las partículas atómicas. Las técnicas desarrolladas también tienen aplicaciones en medicina, como en cirugía y en tratamientos del cáncer. El físico francés Gérard Mourou, de 74 años, docente de la Escuela Politécnica de Palaiseau, Francia, y en la Universidad de Michigan, Estados Unidos, y la física canadiense Donna Strickland, de 59 años, profesora en la Universidad de Waterloo, Canadá, compartieron la mitad del valor del premio por presentar una estrategia en la década de 1980 tendiente a crear fuentes de láser más intensas con pulsos mucho más cortos, lo que permite un mejor control de la interacción de la luz con la materia para esculpir con precisión objetos u observar fenómenos ultrarrápidos. El estadounidense Arthur Ashkin, de 96 años, de Bell Labs en Estados Unidos, se llevó la mitad del premio por el desarrollo de pinzas ópticas o pinzas de luz: un rayo láser muy enfocado que permite atrapar y manipular objetos microscópicos (incluidas las células) vivos sin dañarlos.

A principios de octubre, la Fundación Nobel anunció a los ganadores de los premios de física, química, economía, medicina o fisiología y paz. La Real Academia Sueca de Ciencias selecciona a los galardonados en las primeras tres categorías. El Instituto Karolinska elige a los ganadores en medicina o fisiología y el Comité Noruego del Nobel, a aquellos por la paz. Una cuarta institución, la Academia Sueca, define al ganador del premio en literatura, que, debido a una crisis en la entidad, solo se conocerá en 2019, cuando debería haber dobles premios.

Republicar