Guia Covid-19
Imprimir Republish

Viajes al espacio

Multimillonarios inauguran la era del turismo espacial

Virgin Galactic

Julio fue el mes del turismo espacial. El día 11 del mes, el multimillonario británico Richard Branson (en la foto), fundador del grupo Virgin, y otros cinco empleados de Virgin Galactic, la compañía que pretende llevar turistas al espacio a un costo de 250.000 dólares por pasajero, se remontaron hasta una altitud de 86 kilómetros (km) a bordo del avión cohete VSS Unity. El vehículo, que fue lanzado al aire desde un avión, superó la barrera de los 80 km –estipulada por la Nasa como la frontera entre la atmósfera y el espacio, mientras que la Federación Aeronáutica Internacional establece ese límite en 100 km– en un vuelo cuya duración fue de 15 minutos, y parte de ese tiempo se mantuvo en un ambiente de microgravedad, en el cual es posible flotar. El 20 de este mismo mes, fecha en la que se celebraron los 52 años de la llegada del hombre a la Luna, fue el turno de viajar al espacio del estadounidense Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo. Fundador de la empresa Amazon y dueño del periódico The Washington Post, Bezos y su hermano, Mark, completaron un vuelo de 11 minutos y llegaron a 106 km de altura a bordo de la nave New Shepard, de la empresa Blue Origin. Fue un vuelo sin piloto en el que estuvieron acompañados por la aviadora Wally Funk, de 82 años, integrante de un programa espacial de la Nasa en la década 1960, que en aquel entonces no pudo viajar al espacio, y por el holandés Oliver Daemen, de 18 años, cuyo billete fue pagado por su padre. Este mismo año, la empresa SpaceX, propiedad del multimillonario Elon Musk, tiene en sus planes llevar civiles al espacio.

Republish