Imprimir Republicar

Fotolab

Niobio en flor

“Flores” que nacen en el interior de un aparato que funciona como una olla a presión, en un laboratorio del Instituto de Química de la Universidad de São Paulo (IQ-USP). “Introducimos oxalato amoniacal de niobio e hidróxido de amonio”, comenta el químico Marcos Vinícius Petri, quien sintetizó el compuesto en colaboración con su colega Eduardo Carmine de Melo. “En las proporciones adecuadas, bajo esas condiciones de alta temperatura y presión, se forman estructuras cristalinas en lámina que luego toman la forma de flores”. Solo pueden vislumbrarse esos ramilletes mediante un microscopio electrónico: son microflores. Su conformación permite la elaboración de catalizadores más eficientes, dado que cuentan con una mayor superficie de contacto. El laboratorio de dedica a entender cómo funcionan esos compuestos.

Imagen enviada por Marcos Vinícius Petri, alumno de doctorado del IQ-USP

Republicar