Guia Covid-19
Imprimir Republish

Zoología

Transformaciones milenarias en la cultura de los primates

El macho adulto rompe la nuez de anacardo, observada por una joven y una hembra

Tiago Falótico / EACH-USP

Hace 3.000 años, monos capuchinos (sapajus libidinosus) del Parque Nacional Serra da Capivara, en Piauí, ya rompían y trituraban frutas y semillas usando piedras. La actividad fue registrada en las piedras usadas, llenas de marcas de impacto, encontradas en excavaciones realizadas por un equipo de arqueólogos británicos y etólogos brasileños (Nature Ecology and Evolution, 26 de junio). “Las piedras son las mismas que ellos utilizan hoy en día”, dice el biólogo Tiago Falótico, de la Escuela de Artes, Ciencias y Humanidades de la USP (EACH-USP), quien coordinó las excavaciones más recientes. Además de haber comentado en más de 2.000 años la historia conocida por el uso de herramientas entre estos monos, los investigadores conmemoran el primer registro de cambio cultural. El material depositado entre 3.000 y 2.400 años atrás revela el uso extensivo de pequeñas piedras. “Hoy en día utilizan piedras similares para romper semillas y frutas como las de la manihot [manihot pseudoglaziovii], una planta de la familia de la mandioca”, dice. En la siguiente fase, entre 640 y 565 años atrás, los monos todavía usaban piedras pequeñas, pero ya tenían más yunques –superficies planas donde apoyan los alimentos en el momento de quebrarlos–. Más recientemente, parecen haber comenzado a utilizar piedras mayores, que permiten romper castañas muy duras, y diseminaron el uso de las bigornias. Los únicos otros primates no humanos con actividades registradas en los registros arqueológicos son los chimpancés de Costa de Marfil, en África. En aquel lugar, las excavaciones llegan hasta hace 4.200 años, pero no identifican cambios culturales a lo largo del tiempo.

Tiago Falótico / EACH-USP Piedras utilizadas por los monos capuchinosTiago Falótico / EACH-USP

Republish