Imprimir Republicar

Plaga

Un hidrogel con gusanos sirve contra una plaga

Una mezcla de agua, hidrogel y gusanos microscópicos de la especie Deladenus siricidicola ha servido para simplificar el control biológico de avispa de los pinos (Sirex noctilio), una especie accidentalmente introducida en Brasil que se convirtió en una de las principales plagas de plantaciones de pinos, de acuerdo con experimentos realizados en Embrapa Bosques, en Paraná. Actualmente se mezclan los gusanos en una gelatina para su aplicación en árboles, para infectar y esterilizar a las hembras de la avispa (Agência Embrapa, 21 de julio). Cuando perfora el tronco del árbol, la avispa de los pinos puede poner hasta 500 huevos y, al mismo tiempo, liberar una secreción tóxica, un moco, con esporos de un hongo que obstruye los vasos conductores de savia. Según los investigadores, el uso de hidrogel podría ser más sencillo que el de la gelatina, cuya preparación requiere tiempo y contar con una batidora eléctrica y agua fría y caliente. El hidrogel podría mezclarse con los gusanos y el agua en una bolsa plástica para luego usárselo o almacenárselo en la heladera. La acción combinada del moco y el hongo lleva a la planta a la muerte. De acuerdo con los investigadores, este nuevo tipo de aplicación redujo en un 46,5% los costos de producción y en un 66,7% el tiempo de producción de la solución empleada para contener a la plaga. En el estado Paraná y en el Santa Catarina, las áreas plantadas de pinos suman 145 mil hectáreas. Este árbol se utiliza como materia prima en la producción de papel y celulosa, en laminadoras, en aserraderos, en mueblerías y en la producción resinas. Desde marzo de 2015, Embrapa usa el hidrogel en 6.276 hectáreas.

Republicar