Imprimir Republish

Buenas prácticas

Una institución estadounidense expulsa a investigadores por acoso sexual

La Academia Nacional de Ciencias (NAS) de Estados Unidos decidió expulsar de sus cuadros a investigadores denunciados por acoso sexual. A finales del mes de mayo, el consejo administrativo de la entidad revocó la afiliación del astrofísico Geoffrey Marcy, líder de un influyente grupo de investigación que identificó a 70 de los primeros 100 planetas descubiertos fuera del sistema solar (exoplanetas). El astrofísico fue acusado de acosar al menos a cuatro alumnas entre 2001 y 2011, besándolas y manoseándolas cuando era investigador en la Universidad de California en Berkeley, y en la Universidad del Estado de San Francisco. El escándalo implicó su alejamiento de ambas instituciones. Ahora, con 66 años, es el director de un instituto de investigación sin fines de lucro: Space Laser Awareness.

En un correo electrónico que envió a la revista Science, Marcy negó haber actuado con mala intención. “Siempre he bregado por la igualdad de oportunidades y el éxito de las mujeres en el ámbito académico y en la ciencia”, escribió. “Mi carácter empático y desenvuelto bien podría malinterpretarse y asumo mi culpa por esa comunicación deficiente. Pero nunca le haría daño a nadie intencionalmente”. En cuanto a su desafiliación, informó que ya no participaba en las actividades de la NAS desde hacía cinco años. La expulsión se produce dos años después de que la academia alterará su código de conducta e incluyera el acoso sexual entre las faltas pasibles de sanción. A mediados de 2019, la entonces presidenta de la NAS, Marcia McNutt, realizó una consulta a los miembros de la institución y el 86 % votó a favor de la modificación (lea en Pesquisa FAPESP, edición nº 281). Un mes después de la sanción a Marcy, la NAS expulsó a otro de sus miembros: el biólogo evolutivo Francisco Ayala. En 2018 ya lo habían despedido de la Universidad de California en Irvine por comportamientos impropios, entre ellos, por invitar a una profesora asistente a sentarse en su regazo. Ayala niega las acusaciones.

Republish