Guia Covid-19
Imprimir Republish

Química

¿Vida en Venus?

Nasa

Una noticia divulgada en septiembre generó revuelo. Un grupo internacional de científicos detectó en la atmósfera de Venus, uno de los planetas más cercanos a la Tierra, una posible señal de la existencia de vida: la presencia de gas fosfano o fosfina. Las nubes que flotan a 50 ó 60 kilómetros sobre la superficie venusiana contienen ese gas en abundancia, formado por un átomo de fósforo y tres de hidrógeno (PH3). Mediante el uso del telescopio James Clerk Maxwell, ubicado en Hawái, y la red de telescopios Alma, en Chile, el equipo de la astrónoma Jane Greaves, de la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido, detectó en la atmósfera de Venus concentraciones de fosfina mil veces más altas que las registradas en la Tierra (Nature Astronomy 14 de septiembre). Este gas se produce a partir de reacciones químicas desencadenadas por fenómenos tales como rayos, vulcanismo o la caída de meteoritos. En la Tierra, también lo liberan los microorganismos que viven en ambientes sin oxígeno. Para los investigadores, las concentraciones que se observaron en Venus no pueden explicarse mediante los fenómenos geológicos y atmosféricos conocidos. “Con el conocimiento actual de la química y el disponible sobre Venus, no existe una explicación posible para la presencia de fosfina en las nubes del planeta que no sea la presencia de vida”, le dijo la portuguesa Clara Sousa-Silva, astroquímica del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, y coautora del estudio, al periódico Folha de S.Paulo. En la revista Nature Astronomy, los científicos fueron más cautelosos. “La detección de PH3 no es una evidencia sólida de la presencia de vida, sino tan solo de una anomalía química sin explicación”, escribieron.

Republish