Imprimir Republish

COVID-19

Contagio entre especies

Humanos transmitieron el Sars-CoV-2 a animales y al menos dos grupos de estos hicieron lo propio con personas

Inspección sanitaria en la tienda de mascotas Little Boss, de Hong Kong, donde los hámsteres habrían transmitido el Sars-CoV-2 a empleados y clientes

EyePress News / EyePress via AFP

Al cabo de dos años de pandemia, un tipo de evento del cual casi no se tenían registros se ha convertido en un suceso que aún es raro, pero así y todo es preocupante. Los seres humanos pueden transmitirle el Sars-CoV-2 a los animales, tanto a los domésticos como a los silvestres, y estos pueden infectar nuevamente a las personas con el coronavirus causante del covid-19, incluso hasta con una versión modificada del patógeno. Algunos científicos sospechan que la actual forma dominante del Sars-CoV-2, la variante ómicron, más transmisible y con alrededor de 50 mutaciones en su material genético en comparación con el linaje original del virus, podría haber surgido de esta manera. Este proceso de transmisión, denominado spillback, en el cual el patógeno salta de una especie a otra y vuelve nuevamente a la especie inicial, se ha documentado, por ahora, en al menos dos especies animales.

El año pasado, criadores de visones de los Países Bajos resultaron infectados con el coronavirus transmitido por estos mamíferos del género Mustela, cuya piel se utiliza para fabricar abrigos. Además de retransmitir el agente infeccioso a los seres humanos, se verificó que los visones llegaron a exhibir manifestaciones clínicas del covid-19 e incluso morían a causa de esta enfermedad. En enero de este año, hubo un pequeño brote de covid-19 en Hong Kong que afectó a 50 personas y su origen fue atribuido a los hámsteres que se vendían en una tienda de mascotas. Algunos clientes de esa tienda y un empleado que estaba vacunado se infectaron con la variante delta del coronavirus que portaban los roedores. En ambos casos, las autoridades sanitarias locales optaron por el exterminio de esas poblaciones de animales: millones en las granjas de visones neerlandesas y algo más de 2.000 roedores en la ciudad china. Actualmente, Hong Kong registra miles de casos diarios de covid-19, pero los mismos se deben a la transmisión entre personas de la variante ómicron.

A pesar de los registros de spillback que involucran a visones y hámsteres, es más frecuente que los humanos transmitan el Sars-CoV-2 a otras especies y no que los animales infecten nuevamente al ser humano con el patógeno. El virus del covid-19 ya ha sido detectado en unas 30 especies de animales, entre ellos tigres, hienas y gorilas. Ha sido hallado en poblaciones de venados de cola blanca (Odocoileus virginianus), también conocidos como ciervos de Virginia, en más de 15 estados de Estados Unidos. En algunos lugares, entre el 40 % y el 60 % de los ejemplares de esta especie analizados estaban infectados. Pero todavía no hay casos comprobados de retransmisión del virus de esta especie de cérvido a humanos. “Se ha demostrado que perros y gatos son hospedadores terminales del coronavirus procedente del hombre, es decir, no lo transmiten”, dice el virólogo Paulo Brandão, de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad de São Paulo (FMVZ-USP). “No hay por qué temer contagiarse el covid-19 de estos animales”.

Según Brandão, la transmisión del coronavirus de los visones a los granjeros es el caso de spillback del Sars-CoV-2 documentado en forma más consistente. “Luego de haber mutado en el organismo de los visones, el coronavirus infectó nuevamente a los humanos”, dice el virólogo de la USP. El salto interespecies del coronavirus para infectar e instalarse en otro hospedador no es un proceso sencillo. Para ello necesita penetrar en las células del animal y eludir el sistema inmunológico del organismo. “La ecología de una especie también interfiere en su capacidad de transmisión”.

Moelyn Photos / Getty imagesLos venados de cola blanca de Estados Unidos fueron infectados por el hombre, pero no existen pruebas de que les hayan retransmitido el coronavirus nuevamente a los humanosMoelyn Photos / Getty images

Así y todo, los investigadores advierten que la prolongación de la pandemia y el aumento de los casos de covid-19 en la población global elevan el riesgo de aparición de estos eventos. “La posibilidad de nuevas transmisiones a humanos es real y dependerá, básicamente, de las oportunidades y los niveles de interacción entre las personas y los nuevos reservorios eventuales del coronavirus”, estima el virólogo brasileño Luiz Góes, quien realiza una pasantía posdoctoral en la Universidad de Medicina Charité de Berlín, en Alemania.

El proceso de propagación de spillback del nuevo coronavirus aún está escasamente documentado y no se conoce la dimensión real de este fenómeno. “El bajo índice de descripción de estos eventos probablemente se debe a la gran dificultad para identificar a los casos de este tipo”, considera Góes. “Es probable que estos eventos estén ocurriendo a una escala mayor que lo que hemos detectado hasta ahora. Pero aún resulta difícil determinar su importancia epidemiológica, debido al total descontrol del registro de nuevos contagios del Sars-CoV-2 en la población humana, una falla que se agravó tras la aparición de la variante ómicron”.
El origen del Sars-CoV-2 es un misterio que aún perdura desde el surgimiento de los primeros casos de covid-19 en humanos en la ciudad china de Wuhan, hace alrededor de dos años. Pese a los estudios que se han llevado a cabo y de que un grupo de expertos, por pedido de la Organización Mundial de la Salud (OMS), visitó Wuhan, todavía no se ha podido determinar desde qué especie animal, probablemente silvestre, saltó el nuevo coronavirus para infectar al hombre. Se considera a los murciélagos como los principales sospechosos de ser los hospedadores iniciales del Sars-CoV-2.

Republish