Imprimir Republish

astrofísica

El inquieto corazón de la Vía Láctea

La región que rodea al agujero negro Sagitario A* (el círculo anaranjado), restos de supernovas y filamentos en la zona central de la Vía Láctea, observados a través del MeerKAT

I. Heywood / SARAO

En el centro de la Vía Láctea, la galaxia en la cual se encuentra nuestro Sistema Solar, parece cundir la agitación. Una imagen de alta resolución del núcleo galáctico revela una profusión de eventos altamente energéticos, algunos observados por primera vez: restos de supernovas (burbujas de gas y materia eyectadas durante la muerte explosiva de algunas estrellas), zonas de formación estelar, filamentos misteriosos, alargados y brillantes y, por supuesto, la región turbulenta alrededor de Sagitario A*, el agujero negro altamente masivo que se encuentra en el centro de la galaxia (The Astrophysical Journal, 1º de febrero). La imagen se asemeja a una pintura abstracta y pudo obtenerse con el radiotelescopio MeerKAT, una red compuesta por 64 antenas instaladas en Sudáfrica. La región mapeada corresponde a un rectángulo de 1.000 años luz de largo por 600 de ancho y contiene algunos cientos de millones de estrellas; la galaxia tiene un radio de 100.000 años luz y cientos de miles de millones de estrellas. “Los mejores telescopios han ampliado nuestros horizontes de manera inesperada”, dijo en un comunicado Fernando Camilo, el astrónomo en jefe del Observatorio de Radioastronomía Sudafricano (Sarao), al cual pertenece el MeerKAT.

Republish