Imprimir Republish

NECROLÓGICAS

El padre de los ríos voladores

El agrónomo y climatólogo Enéas Salati demostró la capacidad que posee la selva de reciclar y exportar lluvias

Salati en 2016, en unas declaraciones para un video con motivo del cincuentenario del Cena-USP, del que fue director

CENA / USP

Notable innovador e integrador en los estudios sobre hidrología y climatología, Enéas Salati supo captar y formar profesionales capaces y fue una figura fundamental para la consolidación de ese campo en Brasil. El investigador, quien padecía de alzhéimer, falleció el 5 de febrero a los 88 años en Piracicaba, un municipio del interior del estado de São Paulo. Deja a una viuda y cuatro hijos, además de nietos, bisnietos y tataranietos.

Ingeniero agrónomo graduado en la Escuela Superior de Agricultura Luiz de Queiroz de la Universidad de São Paulo (Esalq-USP), en Piracicaba, Salati fue investigador del Centro de Energía Nuclear en la Agricultura (Cena), vinculado a la misma institución. El análisis de isótopos tales como el oxígeno-18 (18O) y el deuterio (2H), le permitió rastrear el origen de gran parte de las precipitaciones en la Amazonia.

Hacia el final de la década de 1970, Salati fue el primero en cuantificar el reciclado de las precipitaciones, un mecanismo de retroalimentación de la humedad en la selva amazónica: parte de la lluvia que nutre a la selva procede de su propio subsuelo, captada por las raíces de los árboles. El climatólogo José Marengo, coordinador de Investigación y Desarrollo del Centro Nacional de Monitoreo y Alerta de Desastres Naturales (Cemaden), lo explica: “A través de los procesos de evaporación y transpiración de su masa vegetal, la selva libera humedad en la atmósfera, que posteriormente precipita y retorna en forma de lluvia. Distintos estudios sugieren que entre un 25 % y un 75 % de la lluvia que cae en la selva es generada por ella misma”.

A principios de la década de 2000, Marengo trabajó con Salati investigando los denominados “ríos voladores”, una expresión metafórica que alude al ingente volumen de humedad atmosférica que sale de la selva, se topa con la barrera de la cordillera de los Andes y migra hacia el centro-sur del subcontinente sudamericano. “Mediante el empleo de isótopos como marcadores, una idea de Salati, sencilla y compleja a la vez, podemos estudiar el volumen de las precipitaciones en determinada región y cuyo origen ha sido la Amazonia”, dice.

Reynaldo Victoria, a quien Salati dirigió en su tesina de maestría y que también ha sido docente e investigador en el Cena-USP, sostiene que el método de rastreo de isótopos propuesto por Salati confirma que la humedad amazónica transportada por los ríos voladores es importante para la generación de lluvias en las regiones del centro-oeste, sudeste y sur de Brasil, e incluso en Argentina.

Victoria considera que la tarea del investigador fue fundamental para delinear los caminos hacia una explotación agropecuaria que no implique deforestar y funcione en forma sostenible y armónica con la selva. El conocimiento de la manera en que la Amazonia influye sobre el clima a escala continental permite entender de qué manera la principal actividad económica del país puede llegar a verse afectada por las alteraciones drásticas del régimen pluvial, una de las consecuencias más probables de la deforestación.

El climatólogo Carlos Nobre, investigador del Instituto de Estudios Avanzados de la USP, explica que las investigaciones de Salati han cambiado la comprensión de la relación entre la vegetación y el clima. “Fue un pionero en mostrar a la selva como un factor climático vital para su propio mantenimiento. Así, pues, la Amazonia no es una mera respuesta al clima, sino que modifica el clima y genera las condiciones propicias para su propia permanencia, advierte Nobre.

Marengo describe a Salati como un científico que no solo sabía en lo concerniente al clima de la Amazonia, el reciclado de la humedad y los ríos voladores, sino que también podía trabajar con los extremos climáticos, el potencial de la energía eólica y los créditos de carbono, desde una perspectiva integral del medio ambiente. “Era intenso en su labor y a un mismo tiempo una persona tranquila y sencilla”.

Republish