Imprimir Republicar

Biodiversidad

El primer mapa global de los reptiles

Falso camaleón (Polychrus acutirostris), que habita en el Cerrado y en la Caatinga

Marcio Martins

Las estrategias destinadas a conservar la biodiversidad del planeta exigirían acciones más efectivas en áreas de sabana, tales como el Cerrado de Brasil y el sur africano, así como en regiones áridas y semiáridas, como en el caso de la Caatinga brasileña y los desiertos australianos. Tal recomendación surge de un esfuerzo internacional que mapeó por primera vez la distribución global de 10.064 especies de reptiles (Nature Ecology & Evolution, 9 de octubre). Aunque los reptiles suman casi un tercio de las especies de vertebrados terrestres conocidas, no existía un esfuerzo previo para mapear ese grupo, algo que generaba una laguna importante en el conocimiento sobre la biodiversidad global. Un grupo internacional de 39 investigadores que incluyó a cuatro brasileños revisó las informaciones disponibles en colecciones de museos, en la literatura científica y en bases de datos digitales. También salió al campo en diversas regiones del globo para recolectar nuevas muestras. Al superponer la ubicación de las especies de reptiles con las de las áreas de conservación existentes, los investigadores verificaron que el porcentaje de especies de esos vertebrados protegidos en parques y reservas (un 3,5% del total) es menor que el de las aves (un 6,5%) y mamíferos (un 6%). Según los científicos, esto ocurre porque las áreas de preservación se definieron con base en información sobre la distribución de especies de aves, mamíferos y anfibios. “Nuestros resultados sugieren que los reptiles, en particular los lagartos y las tortugas, deben ser mejor incorporados a los esquemas de conservación”, escribieron los autores del estudio.

Republicar