Guia Covid-19
Imprimir Republish

Medio ambiente

Plomo en el aire de París

Wikimedia CommonsLuego del incendio de abril de 2019, podría haberse depositado sobre un área de 1 kilómetro de radio en torno de la catedral de Notre Dame, en París, una tonelada de plomo, un metal tóxico para el sistema nervioso. La estimación que presentaron investigadores de la Universidad Columbia, de Estados Unidos, sugiere que durante el incendio, las inmediaciones de la catedral fueron expuestas a un nivel de plomo seis veces mayor que el que estipuló inicialmente la Agencia Regional de Salud de París (Geohealth, 9 de julio). El fuego destruyó el techo y el pináculo de esa construcción medieval, que contenía 460 toneladas de plomo y volatilizó parte del metal tóxico, que quedó a merced del viento. Análisis recientes han indicado que una franja de terreno ubicada al noroeste de la catedral, en la dirección que tomó la columna de humo, está contaminada con 430 miligramos (mg) de plomo por kilogramo de suelo, 130 mg por encima del tope permitido por las leyes francesas. Según los investigadores, el impacto de esta contaminación sobre la salud de los parisienses es inferior al del humo proveniente de la combustión de la gasolina con plomo, prohibida en el año 2000.

Republish