Imprimir Republish

FOTOLAB

Un festín inesperado

Al imaginarse al polinizador de las extrañas flores de la planta Scybalium fungiforme, el biólogo Felipe Amorim tenía una sola certeza: todos los indicios apuntaban a mamíferos no voladores. En efecto, en las filmaciones nocturnas aparecían zarigüeyas, un hecho sorprendente, ya que pese a coincidir con la descripción esperada, no se las conocía como polinizadoras. Pero llegaría una sorpresa aún mayor. Al año siguiente, una cámara mejor y más horas de grabación revelaron que los murciélagos de la especie Glossophaga soricina revolotean como los colibríes, y luego se posan con las alas abiertas y sorben el néctar, una forma inédita de alimentarse. Los polinizadores, entonces, también llegan volando.

Imagen enviada por Felipe Amorim, de la Universidade Estadual Paulista (Unesp), en su campus de la localidad de Botucatu

Republish