guia do novo coronavirus
Imprimir Republicar

Historia

Un funeral para las víctimas del nazismo

Unas 300 muestras de tejidos humanos de víctimas del nazismo fueron identificadas con base en los análisis realizados durante tres años por Andreas Winkelmann, profesor de anatomía de la Escuela Médica de Brandemburgo, en Alemania. Los restos mortales eran de disidentes asesinados en la prisión de Plötzensee, en Berlín, durante la Segunda Guerra Mundial. Partes de los cuerpos de los ejecutados en esa prisión se habían usado en experimentos en el Instituto Universitario de Anatomía de Berlín. Las muestras fueron descubiertas por familiares del anatomista Hermann Stieve (1886-1952), exdirector del instituto, y enviadas en 2016 al Memorial de la Resistencia Alemana, que condujo los análisis en alianza con el hospital Charité de Berlín. Durante la guerra, los médicos que trabajaban en el instituto de anatomía dirigido por Stieve colaboraron con el régimen nazista. Pese a que las investigaciones no han permitido identificar a cuántas personas pertenecen los restos mortales, se constató que la mayoría eran mujeres y una parte integraba el grupo de resistencia berlinesa “Orquesta roja”. Stieve hacía experimentos con tejidos genitales de las ejecutadas para analizar los efectos del estrés y del miedo en el sistema reproductivo. Tras la guerra, él no fue nunca investigado y pudo proseguir su carrera. Los restos mortales identificados fueron enterrados en mayo, en el cementerio de Dorotheenstadt, en Berlín.

Republicar