Imprimir Republish

Medio ambiente

Una central para extraer dióxido de carbono del aire

Climeworks

El 8 de septiembre se puso en marcha en Islandia la mayor central destinada a extraer directamente de la atmósfera el dióxido de carbono (CO2), uno de los gases asociados al aumento de la temperatura del planeta y al cambio climático. La planta industrial, diseñada por Climeworks, una empresa suiza fundada por Jan Wurzbacher y Christoph Gebald, dos exalumnos de ingeniería del Instituto de Tecnología Federal de Suiza (ETH), en Zúrich, puede eliminar anualmente 4.000 toneladas de CO2 del aire. Posee colectores que captan el gas que luego se lo concentra, se lo diluye en agua y se lo inyecta en el subsuelo, originando minerales que quedan atrapados en las rocas. La capacidad extractora de la usina, denominada Proyecto Orca, es pequeña en comparación con la emisión global de CO2, estimada en 33.000 millones de toneladas por año, pero denota la factibilidad de la tecnología. Los críticos sostienen que este método de extracción de CO2 es caro y consume mucha energía. Cada tonelada de dióxido de carbono que Orca extrae del aire llega a costar 1.000 euros (Financial Times, 8 de septiembre).

Republish