Imprimir Republish

GENÉTICA

Una conexión entre grandotes y pequeñitos

La diferencia de tamaño entre las razas puede llegar a ser de hasta 40 veces y está determinada por 25 genes

Tetra images / Getty Images

Los perros se ubican entre los mamíferos con mayor variedad de tamaño que se conocen. Las razas muy grandes, como es el caso del gran danés, pueden ser hasta 40 veces más grandes que las más pequeñas, como los chihuahuas. Los expertos en evolución atribuían la disminución del tamaño de los canes a la domesticación, iniciada hace 20.000 años. Partían de la idea de que los seres humanos querían perros pequeños como compañía y comenzaron a seleccionar a los de menor tamaño. Pero ahora, un grupo coordinado por la genetista  Elaine Ostrander, del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano, en Estados Unidos, comprobó que la historia puede haber sido diferente. Los investigadores analizaron el genoma de 230 razas caninas (Canis lupus familiaris) y el de otras 12 especies de la familia de los cánidos, tales como lobos, zorros y coyotes, y descubrieron que una variante genética asociada a un tamaño menor ya estaba presente hace 54.000 años en el lobo de la estepa, también conocido como lobo del Mar Caspio (Canis lupus campestris). Esta misma variante se ha encontrado en coyotes, zorros, chacales y otros cánidos, lo que sugiere que habría sido heredada de un antepasado común (Current Biology, 27 de enero). Y está presente en una región del genoma que controla la expresión del gen IGF-1, que produce una importante hormona del crecimiento.

Republish