Guia Covid-19
Imprimir Republish

Zoología

¿Qué hay para cenar?

La sepia es capaz de comer menos en el almuerzo cuando se le sirve su plato preferido como cena

Jarek Tuszynski/ Wikimedia Commons

Parientes de los pulpos y de los calamares, las sepias o jibias (Sepia officinalis) poseen un cerebro relativamente grande y aprenden con facilidad. Un experimento demostró ahora que ellas también son capaces de tomar una decisión con base en informaciones pretéritas. Bajo la dirección de la psicóloga Nicola Clayton, de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, y de la zoóloga Christelle Jozet-Alves, de la Universidad de Caen, en Francia, Pauline Billard sometió a 29 sepias, en distintos intervalos, a dos pautas de alimentación. En la primera, los moluscos recibían diariamente cangrejos por la mañana y camarones (su alimento preferido) por la noche. En la segunda, los cangrejos seguían formando parte del menú, pero los camarones estaban disponibles en noches aleatorias. Luego de un tiempo, Billard notó que las sepias alimentadas con camarones regularmente comían menos cangrejos durante el día. El consumo de cangrejos aumentaba si la oferta de camarones se tornaba aleatoria (Biology Letters, 5 de febrero). “La rapidez con la que las jibias adaptaron su comportamiento alimentario fue asombrosa”, relató Billard a la prensa.

Republish