Prêmio CBMM
Imprimir Republish

Covid-19

Un potencial reservorio de virus

El tejido adiposo quizá funcione como un reservorio del nuevo coronavirus, según sugiere un estudio elaborado por científicos de la Universidad de Campinas (Unicamp). El virus es capaz de invadir las células grasas humanas (adipocitos) y permanecer en su interior. En pruebas de laboratorio, el Sars-CoV-2 infectó tanto adipocitos como células epiteliales del intestino o de los pulmones. La infección fue aún mayor cuando esos adipocitos (en la imagen) fueron sometidos a un proceso artificial de envejecimiento. Los datos son preliminares, pero, de confirmarse, podrían ayudar a explicar por qué los obesos y los ancianos corren mayor riesgo de padecer la forma grave de la infección. “Tenemos células adiposas en todo el cuerpo y los obesos las poseen en cantidades y tamaños mayores”, dijo el biomédico Marcelo Mori, coordinador de la investigación, a la Agência FAPESP. “Necesitamos confirmar si, luego de replicarse, el virus abandona el adipocito en condiciones viables para infectar a otras células”.

Republish