Guia Covid-19
Imprimir Republish

Biología

Anfibios que inoculan veneno

Imagen obtenida por microscopía que muestra las glándulas productoras de toxinas y los dientes de la serpiente ciega

MAILHO-FONTANA, P. L. et al. iScience. jul. 2020

Los gimnofiones, también llamados cecilias o serpientes ciegas son animales ponzoñosos, capaces de inocularles veneno a sus presas, según han descubierto científicos del Instituto Butantan. Con un cuerpo alargado como el de las víboras y culebras, que son reptiles, las cecilias son los primeros anfibios en los cuales se hallaron glándulas de veneno en la base de los dientes (iScience, 24 de julio). Otros anfibios, tales como ranas, sapos y salamandras, poseen glándulas productoras de toxinas en la piel. Sin embargo, en esos casos, les sirven como defensa pasiva, permitiéndoles librarse de los depredadores que tratan de devorarlos. El biólogo Pedro Luiz Mailho-Fontana, quien realiza una pasantía de posdoctorado en el Butantan, detectó las glándulas venenosas de los gimnofiones al estudiar la especie Siphonops annulatus, común en Sudamérica. “Estábamos estudiando las glándulas mucosas que ese animal posee en la piel de su cabeza, para abrirse camino debajo de la tierra, cuando nos topamos con esas estructuras”, le dijo el biólogo a Agência FAPESP. Las glándulas ponzoñosas de las serpientes ciegas se desarrollan a partir del mismo tejido que genera los dientes, tal como ocurre en las serpientes.

Republish