Guia Covid-19
Imprimir Republish

COVID-19

Transmisión restringida

Estudios sugieren que los niños y los adolescentes no son más importantes que los adultos en la propagación del Sars-CoV-2

Volanthevist/Getty Images

Entre los interrogantes sin respuestas concluyentes que se ciernen sobre el nuevo coronavirus, uno de ellos tiene una importancia crucial para una reanudación segura de las clases: el rol de los niños y los adolescentes en la cadena de infección y transmisión del Sars-CoV-2. Si bien existen evidencias en la literatura médica y científica que sostienen que los jóvenes son capaces de transmitir el virus como cualquier otra persona, su incidencia en cuanto a la propagación del covid-19, por ahora, parece ser pequeña. “En los casos del virus de la gripe y del virus sincitial respiratorio (VSR), que causan infecciones de las vías aéreas superiores e inferiores, los niños, en general, son vectores importantes en la dinámica de transmisión de esos patógenos en la comunidad”, dice el pediatra Marco Aurélio Palazzi Sáfadi, de la Facultad de Ciencias Médicas del Hospital Santa Casa de São Paulo (FCM-SCSP) y coordinador del Servicio de Infectología Pediátrica del Hospital Infantil Sabará. “Esto no se ha demostrado para el caso del covid-19. En efecto, ellos pueden transmitirlo, pero hasta ahora no se los ha identificado como los grandes villanos”.

Lo que está claro es que los niños y los adolescentes son los menos afectados por esta pandemia. En Brasil, los menores de 20 años constituyen entre el 0,6 % y el 0,7 % del total de las defunciones por covid-19, según informa Sáfadi, quien también preside el Departamento de Infectología de la Sociedad Brasileña de Pediatría (SBP). “Menos del 1 % en un grupo que representa a más del 25 % de la población”, destaca el pediatra. “Se han registrado muertes, pero definitivamente su número es menor”.

Más allá de la menor mortalidad a causa del nuevo coronavirus, los niños y adolescentes, cuando se contagian, suelen presentar síntomas más leves, si es que se presentan, y están sujetos a un menor riesgo de desarrollar la forma más grave de la enfermedad. Algunos estudios también indican que son menos susceptibles a la infección provocada por el Sars-CoV-2. “Los estudios apuntan que los niños se infectan algo menos que los adultos. En general, cualquier virosis afecta en mayor medida a los niños, pero este no es el caso del covid-19”, dice la nefróloga pediátrica Ana Cristina Simões e Silva, de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG). “Hay quienes sostienen que, al ser poco sintomáticos, pueden transmitir el virus con mayor facilidad, pero no hay pruebas que lo avalen”.

Como los más jóvenes se enferman menos, la base de estudios es menor entre la población en edad escolar y los resultados de las investigaciones suelen ser contradictorios, dice Simões e Silva. Un estudio que se llevó a cabo en dos estados del sur de la India, el segundo país en cuanto a la cantidad de casos confirmados, sugiere que el mayor riesgo de contagio ocurre entre personas de una misma franja de edad. Según ese trabajo, que fue publicado el 30 de septiembre en la revista Science, se analizaron datos de más de 575 mil individuos de todas las edades expuestos a 84.965 casos confirmados de covid-19.

De acuerdo con el primer autor del estudio, el economista y epidemiólogo Ramanan Laxminarayan, director del Centro de Dinámicas, Economía y Política de Enfermedades (CDDEP), con sede en Washington (EE. UU.), esa fue la tendencia manifiesta, principalmente entre los niños y adolescentes de hasta 14 años de edad (pese a que las escuelas están cerradas) y en individuos mayores de 64 años. “Los adolescentes de más de 10 años de edad transmiten el virus en forma efectiva; esa franja etaria lo transmite con mayor eficiencia que los niños menores”, dijo Laxminarayan en declaraciones a Pesquisa FAPESP.

El estudio también registró otros datos: el 71% de los individuos infectados de quienes posteriormente se rastrearon sus contactos no le transmitieron el coronavirus a nadie; empero, el 8% de las personas infectadas, cuya franja de edades no se consignó en el trabajo, fueron responsables del 60% de los nuevos contagios. “En teoría, los niños podrían actuar como supertransmisores, pero no disponemos de evidencias de eso”, reflexiona el epidemiólogo.

Un estudio realizado en la India apunta que los contactos entre personas de una misma franja etaria generan un mayor riesgo de infección

Otro artículo científico reciente sugiere que aún no hay datos suficientes como para concluir si los niños y adolescentes transmiten más o menos el Sars-CoV-2. En este trabajo, coordinado por científicos del University College London, en el Reino Unido, y publicado el 25 de septiembre en la revista Jama Pediatrics, se llevó a cabo una revisión sistemática de 32 artículos elaborados hasta el 28 de julio sobre la prevalencia del Sars-CoV-2 entre la población juvenil e infantil, sin poder arribar, no obstante, a un pronunciamiento concluyente. Específicamente, el estudio destacó que el riesgo de contraer covid-19 entre los niños sería un 44% menor que entre las personas de más de 20 años.

En cambio, un artículo publicado en octubre en la revista Pediatrics, referente a un estudio efectuado con 57 mil cuidadores infantiles de Estados Unidos, en su mayoría trabajando durante la pandemia en programas para niños menores de 6 años, registró que ellos tenían el mismo riesgo de infectarse con el nuevo coronavirus que cualquier otro adulto.

En el Instituto del Niño y del Adolescente del Hospital de Clínicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de São Paulo (FM-USP), que atiende generalmente a los casos más graves de covid-19, una de las prioridades actuales consiste en saber si los jóvenes de hasta 20 años que sobrevivieron a la fase aguda de la dolencia tendrán sus órganos y sistemas afectados a largo plazo. Dos tercios de los niños y adolescentes con diagnóstico confirmado de covid-19 en el instituto ya padecían alguna patología crónica antes de infectarse. “No sabemos lo que ocurre con los pacientes que son dados de alta en el hospital o incluso con aquellos que cursan una sintomatología moderada de la enfermedad. ¿Se verán afectados otros de sus órganos, desarrollarán una nueva enfermedad autoinmune, o tendrán problemas emocionales?”, indaga el pediatra Clovis Artur Almeida da Silva, del Departamento de Pediatría de la FM-USP. “Estos son interrogantes de importancia de cara al futuro. Y recién vamos a tener respuestas en 2021 ó 2022”.

Artículos científicos
LAXMINARAYAN, R. et al. Epidemiology and transmission dynamics of covid-19 in two Indian states. Science. 30 sept. 2020.
GILLIAM, W. S. et al. covid-19 transmission in US child care programs. Pediatrics. 1º oct. 2020 (preprint).
VINER, R. M. et al. Susceptibility to Sars-CoV-2 infection among children and adolescents compared with adults. JAMA Pediatrics. 25 sept. 2020.

Republish