Imprimir

Tecnociencia

En homenaje, un raro pez de seis centímetro

Los nombres científicos suelen hacer referencia a las características físicas o de comportamiento del organismo recién descubierto. O también homenajean a la zona donde se halló a los ejemplares de la nueva especie, o a una persona asociada con los estudios del tipo de ser vivo en cuestión. En este caso, el nombre de una nueva especie, la Astyanax biotae, es un tributo de otra índole: es una reverencia al Biota-FAPESP, el programa que desde hace seis años lleva adelante un estudio de la flora y la fauna del estado de São Paulo.

Hallada por primera vez el 7 de agosto de 2000 en el arroyo Água Mole, un riacho de la cuenca del río Paranapanema, en la localidad de Diamantina del Norte, norte del estado de Paraná, esta especie constituye probablemente la menor de las ocho que componen el género Astyanax, que habitan la cuenca del Alto Paraná. Su longitud es de a lo sumo 65,5 milímetros, y su peso, de 4 gramos.

Los únicos ejemplares conocidos del A. biotae fueron capturados en el marco de un viaje de pesca que hicieron por Ricardo Macedo Correa e Castro, de la Universidad de São Paulo (USP) de Ribeirão Preto y coordinador de uno de los proyectos temáticos del programa Biota.

Castro e Richard Vari, curador de peces del Museo Nacional de Historia Natural de Washington, describieron a esta nueva especie en un artículo publicado en Proceedings of the Biological Society of Washington. Por ahora, la existencia de ésta se restringe a los riachos del norte paranaense. El mantenimiento de bosques ciliares parece ser importante para la preservación del A. biotae, que únicamente fue hallado en un arroyo protegido por este tipo de vegetación.