Imprimir

Cáncer

Cae la mortalidad por cáncer en EE.UU.

La tasa de mortalidad por cáncer disminuyó un 20,1% en el transcurso de 35 años en Estados Unidos, de acuerdo con un estudio coordinado por investigadores de la Universidad de Washington en Seattle (Jama, 24 de enero). Los fallecimientos por cada 100 mil habitantes descendieron de 240 en 1980 a 192 en 2014. Década tras década, el índice general de muertes por neoplasias ha ido disminuyendo cuando se toma en cuenta al país como un todo. Se analizaron los registros de víctimas fatales ‒alrededor de 19,5 millones de personas durante el período de estudio‒ en 29 tipos distintos de cáncer. Los tumores más letales fueron los de tráquea, bronquios y pulmones (5,7 millones de defunciones), colon y recto (2,5 millones), mama (1,6 millones), páncreas (1,2 millones) y próstata (1,1 millones). El diagnóstico precoz, tratamientos más eficientes y la reducción del tabaquismo son algunos de los factores apuntados en relación con la disminución de la tasa de mortalidad nacional por cáncer. El trabajo también calculó la evolución del índice de defunciones en cada uno de los 3.100 condados (unidades político-administrativas regionales) presentes en los 50 estados del territorio estadounidense. Desde ese ángulo, surgen ciertos matices en la situación y despuntan algunas desigualdades localizadas. En 160 condados, alrededor del 5% del total, la tasa de mortalidad por cáncer creció entre 1980 y 2014. En algunos casos extremos, el incremento llegó casi al 50%, tal como ocurre en ciertas regiones del sur del país. “Estas disparidades entre los condados resultan inaceptables”, comenta el epidemiólogo Ali Mokdad, de la Universidad de Washington, coordinador del trabajo. “La gente debería tener acceso a un diagnóstico precoz, así como a un tratamiento adecuado”. Para muchos tipos de tumor, hay grupos de condados que presentan un índice elevado de mortalidad. Los tumores de mama son más letales en el sur y a lo largo del río Misisipi; los de hígado causan muchas víctimas en la frontera entre el estado de Texas y México; y los renales en Dakota del Norte y del Sur, así como en ciertas regiones de Virginia Occidental, Ohio, Indiana, Luisiana, Oklahoma, Texas, Alaska e Illinois. El cáncer es la segunda causa de muerte en Estados Unidos, apenas detrás de las afecciones cardíacas.

Republicar