Imprimir

GANADERÍA

Referente mundial en producción

La inversión en investigación e innovación de la empresa In Vitro Brasil respondió por el 45% del total de la producción mundial de embriones bovinos en 2013

Embriones bovinos con seis días de desarrollo

In Vitro BrasilEmbriones bovinos con seis días de desarrolloIn Vitro Brasil

La empresa In Vitro Brasil, de Mogi Mirim, en el interior paulista, lidera la producción brasileña de embriones bovinos en laboratorio, y contribuye para que el país sea un referente mundial en ese campo. De los 546.628 embriones producidos en 2013 en todo el mundo, según cifras de la Sociedad Internacional de Tecnología de Embriones (Iets, según su sigla en inglés), la compañía brasileña respondió por 266 mil de ellos, el 45% del total. En ese cómputo se incluye la producción de sus 8 laboratorios propios y otros 23 asociados, en 13 países. “Para 2007, cuando finalicé mi doctorado y comencé a trabajar en la empresa, la fertilización in vitro se ofrecía principalmente para ejemplares de élite, donantes con alto valor comercial y genético”, dice Andrea Basso, doctora en reproducción animal por la Universidad de São Paulo y actualmente jefa de investigación de la empresa, que el año pasado facturó 15 millones de reales. Eso ocurría porque el procedimiento era caro y, en Brasil, la tecnología aún se hallaba en desarrollo. “Al principio no se podían recolectar ovocitos y transportarlos durante un período mayor a ocho horas antes de llegar al laboratorio, por ejemplo. Hoy en día podemos transportarlos hasta por 24 horas”. Tampoco era posible congelar embriones producidos in vitro, y actualmente, la empresa congela alrededor del 40% de su producción.

La compañía In Vitro, fundada en 2002, siempre despuntó por su inversión en tecnología. A partir de 2007, la meta comercial de la empresa mutó y la demanda se concentró en la multiplicación de animales productores, principalmente en el rebaño lechero. “Elaboramos un primer proyecto comercial de producción de embriones a gran escala, con una duración de dos años”, relata Basso. “Al cabo, logramos producir 9 mil hembras de la raza girolando, resultado del cruzamiento entre las razas holandesa, más productiva, y gir [o gyr], más rústica”. Una vez concluido ese proyecto, en 2009, la empresa desarrolló otros proyectos comerciales de producción de embriones para la hacienda lechera y el ganado de corte. “Cuando el criador opta por la fertilización in vitro, logra anticipar la mejora genética del rebaño durante varias generaciones, tanto en el ganado lechero como en el de corte, lo cual proporciona un incremento en la productividad”.

Simultáneamente, la empresa también comenzó a trabajar con proyectos científicos, entre los que había uno cuya meta consistía en evaluar, mediante espectrometría de masas, el tiempo que era viable mantener guardados en la heladera los medios de cultivo de los embriones. El proyecto, que contó con el apoyo de la FAPESP a través del Programa de Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (Pipe), en colaboración con el Laboratorio Thomson de Espectrometría de Masas, de la Universidad de Campinas (Unicamp), reveló que los embriones eran más estables de lo que se suponía, y ello posibilitó grandes avances en la producción in vitro de embriones bovinos. “Antes de ese proyecto, elaborábamos los medios de cultivo una vez por semana y ahora lo hacemos una vez por mes y en grandes cantidades”. El investigador subraya que, cuando se los conserva en heladera, el plazo de validez se extiende por más de 60 días.

Alexandre TelesLuego de ese primer proyecto, la empresa aprobó otros cuatro bajo la misma modalidad. En uno de ellos, finalizado el año pasado, estudia marcadores moleculares para la fertilidad en la raza girolando. “Identificamos algunas regiones de cromosomas bovinos que podrían ser posibles marcadores de fertilidad al medir el índice de conversión de ovocitos en embriones”, describe Basso.

En la actualidad, hay otros tres proyectos en curso en la empresa. Uno de ellos tiene como objetivo la instauración de un protocolo de certificación sanitaria para los embriones producidos in vitro en Brasil tendientes a su exportación. “Si logramos probar que los embriones producidos en laboratorio están libres de patógenos contaminantes, contaremos con una herramienta que garantice la calidad, y eso abrirá el camino a la exportación”.

Manipulación de embriones en el laboratorio

In Vitro BrasilManipulación de embriones en el laboratorioIn Vitro Brasil

El segundo se orienta al desarrollo de un protocolo para extraer una biopsia de células embrionarias que preserve la factibilidad del embrión y, al mismo tiempo, provea material suficiente como para realizar un análisis genómico de sus características. Este proyecto se lleva a cabo en colaboración con la Universidade Estadual Paulista (Unesp), campus de Araçatuba y de Jaboticabal, y la empresa Agropecuária Jacarezinho. “Estamos desarrollando en la empresa una tecnología donde realizamos una biopsia de los embriones recién producidos en laboratorio, previa al congelamiento, y un análisis genético para que el criador elija cuál embrión desea implantar en la receptora”, dice Basso. En un ganado lechero, por ejemplo, la elección podría ser para mejorar el índice de grasa o de proteína en la leche.

El tercer proyecto tiene como objetivo la producción de embriones de animales de las razas nelore y holandesa con 2 a 5 meses de edad, que aún no entraron en la pubertad. Los resultados demostraron que las terneras y las novillas prepúberes que recibieron determinada estimulación hormonal lograron producir óvulos viables y embriones que ya se implantaron en las receptoras. La empresa In Vitro incluso cuenta con dos proyectos de carácter social, uno de ellos financiado por el Sebrae en el estado de Alagoas para la mejora del ganado lechero. La empresa les envió a los productores lecheros embriones de la raza girolando que derivaron en alrededor de mil preñeces positivas. Con el nacimiento de las terneras, el ganado tendrá un incremento en su producción, pudiendo llegar a unos deseables 20 litros de leche diarios, siendo que antes de la mejora genética, esa cifra se ubicaba entre los 3 y los 5 litros. El otro trabajo, también enfocado en la mejora de la producción lechera, lo realizan en conjunto con la empresa Zambezia Agropecuária de Mozambique, en África.

Proyectos
1. Homologación de biopsias y ampliación del ADN de embriones de bovinos producidos in vitro para un análisis genómico global (nº 2014/ 50616-0); Modalidad Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (Pipe); Investigadora responsable Andrea Cristina Basso (In Vitro Brasil); Inversión R$ 101.052,74 y US$ 4.745,00 (FAPESP).
2. Estandarización y convalidación de PCR en tiempo real para la certificación sanitaria de embriones bovinos producidos in vitro (nº 2014/ 50169-4); Modalidad Investigación Innovadora en Pequeñas Empresas (Pipe); Investigadora responsable Juliana Hayashi Tannura (In Vitro Brasil); Inversión R$ 137.675,00 (FAPESP).
3. Desarrollo de herramientas genómicas para la selección de vacas con alta fertilidad (nº 2012/ 51067-5); Modalidad Pipe; Investigadora responsable Andrea Cristina Basso (In Vitro Brasil); Inversión R$ 229.232,80 (FAPESP).