Imprimir

INVESTIGACIÓN EMPRESARIAL 

Renovación intensa

3M invierte en investigación y desarrollo y crea una métrica propia para impulsar la innovación

A la izquierda, Camila Cruz Durlacher, directora de I&D de la empresa, junto a parte de su equipo en Sumaré (São Paulo)

Léo Ramos A la izquierda, Camila Cruz Durlacher, directora de I&D de la empresa, junto a parte de su equipo en Sumaré (São Paulo)Léo Ramos

La utilización de la ciencia para mejorar la vida de la gente y, simultáneamente, trabajar en una permanente actualización de la línea de productos. Éstas son las directrices que orientan el desempeño de los 8.200 profesionales que trabajan en las unidades de investigación y desarrollo (I&D) de la empresa estadounidense 3M en todo el planeta. Presente en Brasil desde hace 70 años, la firma mantiene un centro de categoría global en el municipio de Sumaré, a unos 100 kilómetros de distancia de São Paulo. “Se trata del principal laboratorio de investigación de 3M en el hemisferio sur”, resalta Camila Cruz Durlacher, de 42 años y directora de I&D del grupo en el país. La línea de productos de la empresa es diversa e incluye adhesivos, filtros industriales, resinas odontológicas, equipos de protección individual (EPIs), estetoscopios y cables para la transmisión de energía, además de los populares anotadores Post-it, las cintas adhesivas Durex y las esponjas de limpieza Scotch-Brite.

Una prueba de que la innovación también es efectivamente la directriz que guía el negocio de la empresa reside en el hecho de que el 35% de sus ventas globales provienen de productos que salieron mercado en los últimos cinco años, aunque en Brasil ese porcentaje sea algo menor, de un 28%. “Nuestra meta global es llevar ese índice a un 40% para 2020. La agresiva renovación de productos constituye una de nuestras marcas distintivas”, comenta Durlacher, graduada en Química en la Universidad de Campinas (Unicamp) y máster en Ciencias e Ingeniería de Materiales por la Universidad Federal de São Carlos (UFSCar). La métrica interna que encauza los procesos de innovación de 3M recibió el nombre de Índice de Vitalidad de los Nuevos Productos (NPVI), que mide el porcentaje de las ventas totales provenientes de productos innovadores lanzados al mercado en los últimos cinco años, en cualquier lugar del mundo. Se trata de una creación de los técnicos de la empresa en la década 1980, que hoy también emplean otras compañías, tales como Apple, Braskem, Dow y Natura, como una forma de medir el nivel de innovación de las empresas.

Empresa
3M
Centro de I&D
Sumaré (São Paulo)
Personal
162 profesionales
Principales productos
Adhesivos, filtros industriales, resinas, esponjas, estetoscopios y cables de transmisión de energía

La permanente renovación de su catálogo se cimenta en nuevas inversiones en I&D. En 2015, sumaron 1.800 millones de dólares, el equivalente al 6% de las ventas globales, que el año pasado llegaron a 30.300 millones de dólares. En Brasil, alrededor del 5% de la facturación, que sumó 3.500 millones de reales en 2015, se destinó a I&D. El resultado de esta inversión se traduce en la elaboración de decenas de patentes y en el lanzamiento de 80 a 100 nuevos productos por año en el país. “A lo largo de nuestra historia, hemos depositado 5.800 patentes [la mayoría elaborada en otros países] en Brasil. Desde 2013, computamos un promedio anual de 47 patentes y registros de diseño industrial, alrededor de cuatro por mes”, dice Durlacher. A nivel global, el año pasado la empresa llegó a la cifra de 100 mil patentes.

El esfuerzo continuo enfocado en la concepción de nuevas soluciones tecnológicas ha obtenido reconocimiento. En 2015, 3M fue señalada por tercera vez como la compañía más innovadora del país, según la investigación Best Innovator, que anualmente lleva adelante la consultora A.T. Kearney con apoyo de la revista Época Negócios. “3M en Brasil es una fuente de novedades para otras subsidiarias del mundo. La empresa no sólo crea productos, sino también sistemas completos en torno a ellos”, escribieron los organizadores de Best Innovator en la presentación del premio.

Análisis de microorganismos en el laboratorio de seguridad alimentaria

Léo Ramos Análisis de microorganismos en el laboratorio de seguridad alimentariaLéo Ramos

Las innovaciones de 3M se clasifican en tres categorías: incremental, adyacente y radical. Las de la clase 3, relativas a la innovación incremental, tienen como ejemplo a una nueva versión de la Scotch-Brite con mejor desempeño. Las de la clase 4, en la categoría adyacente, son productos y tecnologías ya existentes, pero con modificaciones o bien, enfocadas en nuevos mercados. Un ejemplo podría ser un filtro industrial, que la empresa desarrolló con base en otros filtros que ya poseía en su catálogo, para el mercado brasileño de petróleo y gas. La categoría de la clase 5, correspondiente a la innovación radical, representa a artículos inéditos, concebidos para atender a un segmento del mercado en donde la empresa aún no intervenía, como es el caso de un líquido supresor del polvo.

En Brasil, las novedades surgen del trabajo de un equipo de 162 profesionales, integrado por químicos, ingenieros (mecánicos, químicos, de materiales y físicos), biólogos y farmacéuticos. La mitad de éstos posee o está cursando algún posgrado. El 10% son doctores, un 24% másteres, un 7% maestrandos y un 8% posee cursos de Master of Business Administration (MBA). El equipo de I&D brinda soporte a las 23 unidades de negocios de la compañía en el país, donde las mayores disponen de laboratorios propios. El grupo posee cinco fábricas en São Paulo y una unidad en Manaos (Amazonas), además de las empresas Incavas, en Rio Grande do Sul, y Capital Safety, en el estado de Paraná. En total, las mismas dan empleo a 3.800 personas.

Test para la caracterización de los granos minerales que se utilizan en el desarrollo de abrasivos

Léo Ramos Test para la caracterización de los granos minerales que se utilizan en el desarrollo de abrasivosLéo Ramos

Con operaciones en más de 70 países, 3M fue fundada en 1902 en Estados Unidos, para desempeñarse en la explotación minera bajo el nombre de Minnesota Mining and Manufacturing Co., de donde surgen las tres emes de su marca. El negocio no prosperó y, pocos años después, 3M comenzó a fabricar abrasivos. Ése fue el primer producto de la empresa, que en la actualidad es dueña de una cartera con más de 55 mil artículos.

Cambios estructurales
La actividad de I&D en Brasil es una de las más antiguas, ya que surgió poco tiempo después de la creación de la primera fábrica en el país, en 1946. “En estas siete décadas desde que 3M opera aquí, lo que cambió fue la forma en que se estructura la I&D. En el pasado, el sector estaba subordinado al área de manufactura. Después, pasó a reportar a las divisiones del negocio y, al final de los años 1990, finalmente se creó una dirección técnica de I&D”, dice Durlacher.

Análisis morfológico de las cintas doble faz

Léo Ramos Análisis morfológico de las cintas doble fazLéo Ramos

Una momento importante en la trayectoria de la multinacional en Brasil se concretó en 2008, con la inauguración del Laboratorio de Investigación & Desarrollo en Sumaré (São Paulo), que unificó las actividades innovadoras que se desarrollaban en la fábrica y pasó a formar parte de la red mundial de I&D, integrada actualmente por 35 unidades. Así, Brasil pasó a disponer de un laboratorio con categoría internacional, además de ya no hallarse limitado a la creación exclusiva de productos basados en demandas locales, tal como ocurría hasta entonces. Cinco años después, en 2013, la empresa invirtió 13 millones de dólares en la ampliación del Laboratorio de I&D y de su Centro Técnico para Clientes (CTC), este último inaugurado en 2005.

“El CTC es el eslabón que liga I&D con el cliente”, explica el ingeniero químico Edmilson Silva Cavalcanti, de 51 años, responsable del desarrollo de nuevas aplicaciones para los productos de la división de cintas y adhesivos industriales. “En él analizamos nuestros productos antes de la entrega final, realizamos capacitaciones con los clientes y ejecutamos pruebas de convalidación”, dice Cavalcanti, quien se desempeña en 3M desde 1990. Entre los principales clientes de la multinacional, figuran Embraer, Natura, Vale y Santander, y también provee a ensambladoras automotrices, fabricantes de artículos de la línea blanca, industrias farmacéuticas, hospitales y compañías de los sectores de petróleo, gas y alimentos, entre otras.

070-073_Pesquisa Empresarial_243Entre los cientos de innovaciones creadas por los investigadores de 3M en Brasil, cabe destacar un líquido supresor de polvo destinado a las industrias mineras. Ese producto se pulveriza en los vagones que transportan el mineral de hierro, que son abiertos, formando una película protectora para retener el polvo e impedir la pérdida de material por el camino, durante el recorrido del tren. “Se trata de un producto que elaboramos para el mercado local. A raíz de su éxito, ahora también se produce y comercializa en otras subsidiarias”, comenta el químico João Roberto Talamoni, de 56 años, uno de los investigadores más experimentados de 3M. Con 29 años de antigüedad en la empresa, se desempeña como coordinador técnico de uno de los laboratorios de la empresa y se dedica a la síntesis de polímeros. Otro producto significativo que se desarrolló en Brasil fue un filtro industrial de alto flujo proyectado para el mercado del petróleo y gas. El desarrollo local fue impulsado principalmente por la reglamentación de contenido en los contratos de concesión, en el mercado petrolero y del gas, con el objetivo de elevar la participación de la industria nacional en bases competitivas, en el marco de los programas de prospección y producción. “Nosotros lideramos ese desarrollo, que contó con un equipo donde intervinieron las filiales de 3M en Estados Unidos, México y Singapur”, subraya la ingeniera química Rosana Emi Tamagawa, de 43 años. “El producto surgió a partir de una necesidad del mercado nacional, pero hoy se encuentra disponible globalmente”. Ella se desempeña como supervisora del laboratorio que brinda soporte a la división de negocios de 3M. Se graduó en la Escuela de Ingeniería de Lorena y posee maestría y doctorado otorgado por la Unicamp y un posdoctorado en el Instituto de Investigaciones Tecnológicas (IPT).

El equipo de científicos brasileños también se encuentra abocado a la creación de una nueva generación de cintas acrílicas doble faz, a las que se conoce como VHB (very high bond). El producto posee alto poder de adherencia para fijar diferentes materiales, reduciendo el tiempo empleado para su aplicación. Esas cintas, que sustituyen a los clavos, remaches y tornillos, se utilizan, por ejemplo, para el montaje de vidrios en las fachadas de edificios, chapas en las carrocerías de ómnibus, piezas de la cabina de aviones y componentes estructurales en productos de la línea blanca. “En enero de este año, viajé a Corea del Sur para un encuentro con el equipo global que se dedica al desarrollo de las nuevas cintas VHB, cuya salida al mercado está prevista para el segundo semestre de este año”, comenta la ingeniera química Márcia Ferrarezi, de 37 años, líder del proyecto en el país, quien posee máster y doctorado en Ciencias e Ingeniería de Materiales otorgado por la Universidad Federal de São Carlos (UFSCar).